BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




sábado, 23 de abril de 2011

I HAVE A DREAM!


Con estas palabras entró en la gran historia uno de los grandes discursos del siglo XX. Lo pronunció en 1.963 el Doctor Martin Luther King ante 200.00 manifestantes blancos y negros en el Lincoln Memorial de Washington. Martin soñó que blancos y negros vivían en paz y armonía sin distinción de raza. Soñó que la fraternidad y la convivencia de todos era posible.

    Desde el año 1.955, este pastor protestante nacido en Atlanta en 1.929, luchó en el corazón de la más importante democracia del mundo, contra una segregación racial que rozaba lo dictatorial. Antes de Martin Luther King las gentes de color no tenían derechos civiles frente a un blanco. Blancos y negros no podían sentarse juntos y un negro o un blanco que alzase su voz contra esa injusticia arriesgaba demasiado.

    Contra todo eso luchó el Doctor King. "Cristo me ha dado el espíritu y Gandhi el método", decía y ese fue siempre su lema. Peleó desde la más estricta legalidad, teniendo la paz y la concordia como estandarte. Martin era consciente de que la violencia de nada sirve para construir un mundo más justo, porque los vencedores no ganan nada y los derrotados lo pierden todo. Sus marchas reivindicativas fueron pacíficas, sufrió detenciones, recibió amenazas y fue testigo de la muerte violenta de muchos de sus seguidores, él a cambio dió lo mejor de si mismo.

    Las circunstancias dieron la razón a sus planteamientos y recibió honores de instituciones y universidades, fue la persona más joven que recibió el Premio Novel de la paz. Las injusticias denunciadas por él, dando el mensaje de Cristo como moneda de cambio, le hacían incomodo a muchos sectores del sistema. El 4 de Abril de 1.968 caía abatido en Tenesse de un disparo en la cabeza. Pese a haberse detenido, juzgado y condenado a su presunto asesino (James E.Ray); las circunstancias de su muerte nunca quedaron debidamente clarificadas hasta el punto de que abrió una nueva investigación con escaso resultado.

    Hoy, sus tesis siguen plenamente vigentes allí donde el ser humano es oprimido y discriminado por motivos de raza. Demostró que la no violencia aunque largo y tortuoso es el camino más seguro para llegar a la meta. Los afroamericanos saben que en su historia reciente hay un antes y un después de Martin Luther King el hombre que los condujo a la igualdad.  Martin Luther King soñó que no había razas ni pueblo inferiores, solo seres humanos que vivían y caminaban juntos para una causa común.

  Querido Martin, anoche yo también tuve ese sueño.








No hay comentarios:

Publicar un comentario