BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




sábado, 30 de abril de 2011

A CARBONARIA, HACIA LA REPÚBLICA PORTUGUESA

    Con motivo del centenario de la República de Portugal y la caída de una de las monarquías más antiguas de Europa, han corrido ríos de tinta sin embargo he detectado (al menos en España) la falta de menciones a la Carbonaria, sociedad secreta calve para la victoria de los republicanos.

     Las circunstancias que llevaron a este hecho histórico se debieron a una serie de factores que no procede el referirlos en el  presente artículo, aunque sí diremos que los acontecimientos desencadenados en Octubre de 1910, marcaron al Portugal de hoy y sin su conocimiento el presente de nuestra nación vecina  no tendría razón de ser.

     El triunfo que llevó al destronamiento del último rey de Portugal (Don Manuel II) se debió en gran medida a un grupo lusitano clandestino con raíz masónica. Ese grupo se llamó “A Carbonaria”; gran desconocido en la España de hoy.


Los jefes de la Carbonaria. de izquierda a derecha Silva, Luz Almeida y Machado Santos, la actuación de este último en las jornadas de Octubre de 1910 sería clave para la victoria de los republicanos
     La Carbonaria fue creada  por Artur Augusto Duarte da Luz de Almeida en Coimbra a finales del XIX en un momento de profunda crisis de la nación portuguesa. La forma de gobierno era la monarquía parlamentaria, monarquía encarnada en la persona de Carlos I, hombre inteligente y de gran cultura, que no supo arreglar una situación ya heredada de su padre Luís I.

      El régimen se sustentaba en un bipartidismo ficticio con una serie de clientelismos en las circunscripciones electorales, muy similar a la España de Canovas. Este sistema generaba una gran corrupción y la situación llegó a su punto culminante con un serio conflicto diplomático con Inglaterra por el reparto de África, Inglaterra obligó  a Portugal a firmar un humillante tratado  que fue condenado por la opinión pública, fue el 98 portugués. Viendo que el sistema monárquico no daba más de sí ante su cerrazón a otras opciones políticas, muchos portugueses vieron en la república la solución a los problemas que atravesaba la nación. Y ahí entró en liza la Carbonaria.

     Este grupo antimonárquico, se distinguió de otros grupos europeos de la época porque fundaba sus   principios en la Revolución Francesa y no en los de la Internacional Socialista, lo que le valió adhesiones de todas las capas de la sociedad, en sus filas militaban destacados personajes de la intelectualidad lusa así como del ejercito y la marina. Su labor en conseguir el advenimiento de  la república fue constante y continuada en especial en Lisboa.

Proclamación de la República ante la Cámara Municipal de Lisboa en 1.910


Los errores de la monarquía continuaron y en 1.908 el rey Carlos I era asesinado junto a su hijo mayor Luís Felipe, subió al trono el joven infante Don Manuel el cual aunque cargado de buena voluntad para reparar los errores cometidos por su padre poco pudo hacer para apuntalar el carcomido edificio de la monarquía. Como dijimos más arriba en Octubre de 1910 la Carbonaria apoyada por elementos de las guarniciones de la capital y por la flota que fondeaba en el muelle de Lisboa dio el golpe final a la monarquía proclamando solemnemente la República en ayuntamiento de Lisboa. Con ello, “A Carbonaria” cumplía su principal objetivo y entraba en la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario