BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas y que todos
tengáis algo que decir

Será poesías,
cuentos, opinión.

Aquí todo tiene cabida.



martes, 19 de junio de 2018

MEMORIA HISTÓRICA, EL CUENTO DE NUNCA ACABAR





     Ya están otra vez con la ley de memoria histórica. Vaya por delante que estoy de acuerdo con que se desentierren las fosas, los cuerpos sean identificados y sus familias les puedan dar una sepultura digna. Se lo merecen.


      Pero las salvajadas las hubo en los dos bandos y hay fosas en uno y otro lado. Negar eso puede ser calificado como revanchismo e intento de ganar en los papeles lo que se perdió en el campo de batalla.

     Que se reconozcan a las víctimas de los dos lados es de justicia y no podemos subyugarlo a la dictadura solapada de lo políticamente correcto negando a unos y exaltando a los otros. Sería injusto y antidemocrático.

     La mayoría (silenciosa) de los españoles hace tiempo que pasó página y miran para el futuro y Franco y la guerra civil no forma parte de sus preocupaciones diarias. Obsesionarse con Franco no ayuda a nadie y perjudica a quien se obsesiona con él.

    Discrepo con castigar a los que hablen bien del franquismo, como se pretende, es otra ley mordaza y por ese axioma habría que prohibir a determinados partidos políticos y asociaciones, que justifican los asesinatos de nuestra historia reciente (llamados eufemísticamente "lucha armada").

    Las opiniones, opiniones son y la libertad de expresión es sagrada en democracia, porque de los contrario, como dijo un poeta "entonces las palabras no sirven, son palabras"
Dejemos el pasado como está. Es historia y la historia es solo eso. La guerra acabó hace casi 80 años y el franquismo murió con Franco hace ya más 40 años.

     Soy demócrata y creo en nuestro sistema actual con sus defectos y virtudes. Salirse del guión que votaron los españoles en referéndum en 1978 nos perjudicaría a todos, arriesgamos a resucitar las dos Españas.

     Hace 80 años media España se negó a morir a manos de la otra media y actuó en consecuencia. Tenemos que evitar por todos los medios que tal cosa ocurra.

     La ley de memoria histórica que pretenden desarrollar rezuma odio y revanchismo cuando lo que tendría que dar es justicia y concordia. Me enfada porque no lleva a ninguna parte y como español de a pie solo deseo tener la fiesta en paz.