BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




miércoles, 27 de abril de 2011

AQUELLA NOCHE

                   
             El capitán vio su reloj, se acercaban las doce de la noche. En algún sector se podían escuchar disparos aislados pero no era lo corriente. Esta noche no, por favor; tenía que estar todo silencioso. Mandó llamar a su tienda a Admed. Al menos,  su ayudante y amigo lo entendería. El era el único de la compañía que  no era musulmán. Ellos no sabían, sólo Admed.

-         Naciste para traer la paz y te hemos fallado.- Murmuró para sí en el mismo instante que Admed entraba en su tienda.

-         Imagino el porqué me has llamado mi capitán, no deseas la soledad esta noche. ¿Me equivoco?     

-         Tú nunca te equivocas. Voy  a beber un poco de té y hoy no desearía beberlo solo.

            Alzaron los vasos y bebieron lentamente,  se sentía melancólico, pero se había jurado que los sentimientos se los tenía que dejar guardados hasta que todo acabara. Hay cosas que se sabe como empiezan pero nunca como acaban. Miró la hora, eran las doce. El capitán apoyó su mano en el hombro de Admed susurrándole algo. Sacó de su bolsillo un retrato lo miró largamente y lo besó. Salió  fuera con una alfombrilla bajo el brazo. El frío del desierto empezaba a hacerse notar y miró al cielo, creyó ver una estrella que destacaba sobre las otras, buen presagio, pensó. Dos centinelas se cuadraron al verle, él  sonrió tenuemente mientras les devolvía el saludo.  Tras consultar su brújula, extendió la alfombrilla y se arrodilló a rezar como hacía con sus soldados musulmanes. Uno de los soldados extrañado se atrevió a hablarle.

-         Mi capitán, no estás rezando en dirección a la Meca.

            - Lo sé. - Dijo el capitán- lo hago  en dirección a Belén.

            Y así finalizaba el veinticuatro de Diciembre de aquel año.

 


            Y así finalizaba el veinticuatro de Diciembre de aquel año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario