BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




martes, 31 de mayo de 2011

LAS HORTALIZAS ESPAÑOLAS. (A mis lectores de Alemania)




Este artículo va principalmente destinado a mis lectores de Alemania y les agradecería que lo divulgasen entre su entorno y lo tradujesen al alemán a ser posible. Los recientes sucesos acaecidos en Alemania han llevado a la búsqueda de un chivo expiatorio que son las hortalizas españolas, supuestas transmisoras de una bacteria que ha originado muertes y muchos hospitalizados. Desde la República Federal se ha lanzado una campaña contra los vegetales españoles que huele sospechosamente a intereses creados. Este autor se pregunta a quien le puede beneficiar y por qué.

Para empezar a hablar, tengo que señalar que en España  se produjo hace treinta años un fraude alimentario que originó un envenenamiento masivo que trajo como consecuencia un mayor control sanitario de los alimentos y un endurecimiento de la normativa española hasta el punto que ningún alimento, tanto nacional como foráneo, no se puede poner en la mesa sin que hayan pasado todos lo controles sanitarios que marquen las leyes españolas. Aclarado este punto hace que sea muy difícil de probar la culpabilidad de los pepinos españoles del problema sanitario que padece Alemania pero hay una serie de puntos que hace que nos planteemos si ha sido una campaña orquestada para que el consumidor germano no compre productos españoles que resumiré en los siguientes apartados:

1-     El primer infectado coincidió con el mismo día que llegaron los pepinos españoles. Sin saber mucho de medicina, una infección de ese tipo se manifiesta pasados unos días de incubación en el organismo.

2-     Nadie del punto de origen de los pepinos ha sido infectado, lo que de por sí lo descarta totalmente.

3-     Todos lo infectados tienen una cosa en común “Hamburgo” y no España.


Veredicto: No culpable.

Señores de Hamburgo, ante el problema sanitario que tienen encima busquen soluciones pero jamás culpables. Ahora ¿quien repara el daño causado a la agricultura española una de las mejores de la Unión Europea? ¿Son conscientes de que han estado apunto de tirar por la borda miles de puestos de trabajo?

Deseo de corazón que el problema se solucione satisfactoriamente pero con MEDIDAS y nunca jamás con CONDENAS.

Nota: En el momento de terminar este artículo me acaba de llegar la noticia que las autoridades sanitarias de Hamburgo han exonerado de toda culpa a los pepinos españoles. Lo celebro, rectificar es de sabios.

1 comentario:

  1. Con toda la razón del mundo, vivan los pepinos españoles!!

    ResponderEliminar