BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




domingo, 25 de septiembre de 2011

EL CASO CHOTEK, ESCANDALO EN LA CORTE DE VIENA

Para el lector de hoy, la historia que aquí contamos puede resultar absurda y ni verá escándalo alguno. Pero lo que aquí narro, sucedió de verdad y organizó un gran revuelo en la corte del emperador Francisco José I, siendo necesaria la intercesión ante el emperador de Austria, del emperador de Alemania, el zar de Rusia y del papa de Roma en favor del archiduque Francisco Fernando heredero al Imperio Austro-Húngaro. 

Archiduque Francisco Fernando
de Habsburgo

De Francisco Fernando, el gran público sabe, unicamente, que fue asesinado en Sarajevo en 1914 junto con su esposa, y que su muerte provocó la I Guerra Mundial y poco más. Sin embargo el archiduque era el heredero al trono por una carambola del destino.

Nacido en 1863 era hijo del archiduque Carlos Luis de Austria, hermano del emperador. Había recibido la educación propia de un miembro de la familias imperial, llegando a ser general de caballería. La muerte de su primo Rodolfo en 1889 y la ausencia de más hijos varones por parte de Francisco José lo pusieron en primera fila en la sucesión. La renuncia de su padre lo catapultó al puesto de heredero.  

Sobre el particular en la Web www.mcnbiografias.com cuya visita recomiendo,  nos cuenta sobre el archiduque que:

Rodeado desde su nacimiento de atenciones y comodidades, Francisco Fernando en el año 1875, cuando contaba con 12 años de edad, fue nombrado heredero del prestigioso título de Este y recibió además del nombramiento, una inmensa fortuna de la extinta Casa de Módena, por lo que se convirtió en uno de los jóvenes más ricos de Europa. Algunos años más tarde, a principios de 1889, su ya privilegiada vida experimentó una notable mejoría, puesto que tras producirse la muerte del archiduque Carlos Luis y el suicidio del príncipe Rodolfo, el hijo del citado Francisco José I, Francisco Fernando se convirtió en el heredero al trono de Austria-Hungría. De este modo, gracias en gran medida a su desahogada posición y a pesar de las nuevas responsabilidades que implicaba el título de heredero, Francisco Fernando cuando contaba aproximadamente con 29 años (1892), emprendió un largo viaje que duró aproximadamente un año, en el cual visitó diferentes países en representación de su tío, a la vez que tomó notas para elaborar sus memorias. Estas fueron publicadas en la ciudad de Viena en 1895, bajo el título de Tagesbuch menier Reise um die Erde.

Era uno de los archiduques más ricos de Austria y heredero al trono, sólo faltaba que se casase con una princesa real del gusto de su tío, el emperador. Pero el destino había movido sus cartas de otra manera.

El Emperador de Austria Francisco José I, tío de Francisco Fernando
En 1895, durante un baile en Praga, conoce a la condesa Sofía Chotek él tenía treinta y un años y ella veintisiete. Iniciaron una relación secreta que duró dos años. Sofía pertenecía a la nobleza bohemia y era dama de compañía de la archiduquesa Isabel. Aunque perteneciente a la nobleza, para los valores de la época no era una opción para casarse con el heredero al imperio. Un descuido del archiduque, al olvidarse su reloj, en la mansión donde estaba Sofía, hizo que la archiduquesa Isabel descubriese un retrato de Sofía en el reloj de Francisco Fernando. Sofía fue despedida de inmediato y se desato el escándalo.

El emperador exigió a su sobrino renunciar a la relación con una "simple condesa". Pero Francisco Fernando se mantuvo firme insistiendo que solo se casaría con ella. Ante el problema sucesorio que podría originarse, Guillermo II de Alemania, Nicolás II de Rusia y el papa León XIII, tuvieron que interceder ante la terquedad del emperador. Finalmente hubo acuerdo: Francisco Fernando se podría casar con Sofía y seguiría siendo el heredero, pero ella no sería archiduquesa y los hijos que tuviesen no tendrían derecho a la sucesión al trono. En los actos oficiales, Sofía nunca podía aparecer junto a su esposo y su puesto en la corte siempre iba por detrás de las archiduquesas.

Finalmente Francisco Fernando y Sofía se casaron el 1 de julio de 1900 en Reichstadt, Bohemia. A su boda no acudió  ni el emperador ni ningún miembro de la familia imperial, solo la madrastra de Francisco Fernando y las dos hijas de ella acudieron al enlace.

Boda del Francisco Fernando y Sofía, ningún miembro de la familia imperial acudió al enlace

Superado el escándalo la vida siguió su curso. Ivan Makcimovich en su artículo sobre Sofía Chotek (http://monarquiasdeeuropa.blogspot.com/2009/07/condesa-sofia-chotek-princesa-von.html) nos cuenta la situación de la pareja la cual trascribo por su gran interés:

"Tras el matrimonio, Sofía recibió el título de Princesa de Hohenberg con el tratamiento de Alteza Serenísima. En 1909, Sofía recibió un título de mayor rango Duquesa de Hohenberg con el tratamiento de Alteza. Esto mejora su posición social, aunque permanece por debajo de todas las Archiduquesas. De los Monarcas europeos sólo Guillermo II de Alemania y Jorge V de Inglaterra trataron a Sofía con la dignidad propia de la esposa del Heredero al trono del Imperio Austro-húngaro. La pareja tuvo cuatro hijos: Sofía von Hohenberg, Duque Maximiliano von Hohenberg, Ernesto von Hohenberg y un hijo nacido muerto. Luego del nacimiento de su hijo muerto en 1908, los médicos le aconsejaron que no quedara nuevamente embarazada."

Francisco Fernando y Sofía junto con sus tres hijos en 1908
Fue un matrimonio feliz que superó todos los obstáculos para estar juntos. Sin embargo su amor acabó en tragedia.

Francisco Fernando era consciente que una guerra podría significar el fin de Austria-Hungría y luchó hasta el fin para que Francisco José I no se metiese en aventuras bélicas y siguiera una política exterior de carácter pacífico. Su idea era, al subir al trono, que la población eslava del  imperio tuviese voz en el nuevo imperio que tendría una estructura federal. Los cambios eran necesarios pero no podían hacerse en vida de Francisco José I, en el trono desde 1848, los tenía que hacer él mismo. Su programa chocaba con el nacionalismo servio opuesto a la penetración austriaca en los Balcanes.

Última foto de la pareja imperial en el momento de subir al coche donde encontrarían la muerte

El 28 de Junio de 1914 Francisco Fernando visitó, junto con su esposa Sofía, Sarajevo, capital de Bosnia Herzegovina, anexionada seis años antes para irritación de Servia. Tras escapar de un atentado con bomba y, tras la recepción en el ayuntamiento, el archiduque insistió en ir al hospital a visitar a los heridos del atentado. Fue advertido del peligro del trayecto e, incluso, se le recomendó que su esposa no le acompañase. El archiduque insistió en la visita y Sofía se negó a dejar solo a su marido. Durante el trayecto un joven nacionalista servio los asesinó con una pistola. Murieron una hora después de recibir los disparos.

Con su muerte ocurrió lo que Francisco Fernando quería evitar: estalló la guerra en Europa y el imperio se hundió cuatro años después. Mientras la tensión diplomática se agrandaba por momentos, en Viena se dispuso la capilla ardiente de Francisco Fernando y su esposa.

Sofía sufrió una última humillación, el ataúd de Sofía fue colocado 45 cm más bajo que el de su marido.Y mientras a los pies del archiduque se le pusieron los símbolos de heredero al trono, a los pies de Sofía sólo se puso el abanico, símbolo de que la fallecida era tan sólo una dama de la corte y no la consorte del heredero al trono. El emperador felicitó al responsable por ese "pequeño detalle".  Ambos fueron sepultados en la cripta del Castillo Artstetten. En ese mismo castillo existe un museo dedicado a su historia.

Su amor fue considerado un escándalo en su época supieron luchar contra todo. Tuvieron que renunciar a muchas cosas y triunfaron. Tuvieron un trágico final que no se merecían.

Enlaces relacionados

FERNANDO I DE AUSTRIA EL EMPERADOR OLVIDADO 

DE NAPOLEON II AL DUQUE DE REICHSTADT 




Interesante vídeo del archiduque Francisco Fernando y Sofía 
contiene documentos gráficos de gran valor


2 comentarios:

  1. Me encantó esta historia intimista, dentro de un ámbito tan rígido e inflexible como fué el que les tocó vivir.
    Realmente, a veces, uno incluso llega a creer que el amor lo puede todo.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó esta historia intimista, dentro de un ámbito tan rígido e inflexible como fué el que les tocó vivir.
    Realmente, a veces, uno incluso llega a creer que el amor lo puede todo.

    ResponderEliminar