BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




sábado, 7 de septiembre de 2013

EL AVISPERO SIRIO


A mí siempre me explicaron, desde niño, que ante un avispero solo se ha de eliminar  cuando comienza. En caso contrario hay que dejarlo, observarlo y estudiar opciones. Si el avispero está alejado de todo y no generase daños inminentes lo mejor es dejarlo y vigilarlo para frenar en seco futuras colonias; porque al terminar su ciclo desaparece solo.

En el caso de que pueda generar grandes daños. Lo único que se puede hacer es aniquilarlo sin miramientos pero nunca, nunca, darle una patada porque todos sabemos lo que sucede en este último caso.

Hoy el avispero se llama Siria, un pais que lleva un año sumido en una guerra civil en la que no hay un bando aceptable porque ambos compiten en intolerancia y crueldad. La comunidad internacional ha permanecido impasible ante lo que eufemisticamente se dio en llamar PRIMAVERA ARABE.

Estamos de acuerdo que el uso de armas químicas contra civiles, no puede quedar impune pero ¿serviría un ataque selectivo? Considero que no.

Dada la situación estratégica de Siria cualquier acción se ha de meditar mucho, porque lo que se pretende es darle una patada al "avispero". Nada se resolvería salvo la caída del gobierno que sería reemplazado por fundamentalistas que lo primero que harían sería vengarse y arrasar a sangre y fuego con la comunidad cristiana, que hasta la fecha vivía tranquila y apoya en su mayoría al actual gobierno (por algo será). Estados Unidos planea un ataque de castigo, pero hay que agotar hasta la última coma la vía diplomática y apostar con fuerza por la paz y el dialogo. Porque las bombas, sin más, significarán darle una patada al avispero sirio. Y de suceder tal cosa, todos tendremos que atenernos a las consecuencias incluso lo que han dicho no al ataque.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario