BIENVENIDOS

Quiero contar muchas cosas
y compartir cada cosa que siento,
aportar mis ideas.

Y que todos tengáis algo que decir
Será poesías,
cuentos, opinión.
Aquí todo tiene cabida.




domingo, 22 de enero de 2012

LAS CUATRO NORMAS PARA LEER Y DISFRUTAR DE LOS POEMAS



Si hoy preguntásemos al gran público qué poetas vivos conoce de nuestro país, la respuesta más numerosa sería "ninguno". Y sí preguntásemos qué libros de poesía de autores contemporáneos conocen, las repuestas negativas aumentarían y ya no digamos si se pregunta fuese si han leído algún libro de poemas actual.

En el mundo literario, los autores de obras en prosa tienen mayor predicamento que los escritores de poesía. En la mayoría de los casos, la gente sabe de la existencia de un poeta cuando fallece o cuando, al final de su vida, recibe un importante galardón como reconocimiento a su obra  (que pocos han leído hasta entonces). Pese a tener un selecto grupo de lectores muy fieles, hay que ser sincero, la poesía no vende. ¿Por qué?

Quien esto escribe, cree que la clave no es lo que se pueda leer de poesías sino cómo se leen esas poesías. Cuando un poema se presenta ante cualquier lector, en solitario, raro es que no guste si está escrito con el corazón y cuando los sentimientos humanos adquieren fuerza de ley, en cada uno de sus versos y en cada una de sus palabras.

Lo que hay que tener claro es que la sensación que produce la lectura de un poema ha de circular libre en la mente de un lector. Es como un coche en una calle: él sólo circulará de maravilla y si circulan muchos a la vez en la misma calle se produce un atasco.

Por tanto para leer un poema ha que tener en cuenta las siguientes normas:

  1. El poema expresa el mundo interior del autor en el que todos los sentimientos tienen cabida, y como tal hay que verlo.
  2. No hay prisa por acabar un poemario. No es un trabajo que hay que hacer.
  3. Buscar la mejor hora para la lectura. El momento del día más tranquilo, sin molestias externas.
  4. Leer un solo poema, degustarlo, meditar sobre sus palabras y dejar un espacio de tiempo antes de leer el siguiente.
La poesía es la que mejor expresa las sensaciones y la empatía del lector con el autor es mayor que cualquier otro género literario. Ninguno nos moverá los sentimientos de igual manera. Por tanto animo al lector que nunca haya comprado un libro de poemas lo haga y disfrute. Merece la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario